Adquirir una franquicia: Pros y contras

Boston Massachusetts, 1851: Isaac Singer concedió contratos y derechos para que un puñado de propietarios y operadores independientes fabricaran y vendieran sus productos a las amas de casa, nació Singer Corp. Pero más que eso se inició un nuevo modelo de negocio que haría un boom en los años siguientes: Las franquicias.

Hoy hay más de 750 mil establecimientos de franquicias en los EE.UU., y según la Oficina del Censo

  • Generan empleo a unos 9.6 millones de personas
  • Mueven cerca US $2 trillones en ventas
  • Producen 1.52 veces más ventas en promedio que los establecimientos que no son franquicias. 
  • Son más que sólo comida rápida, representan oportunidades de negocio probadas en más de 300 industrias o sectores distintos.

Así que hagamos un pequeño recorrido por las razones para comprar una franquicia en Estados Unidos.

Lo bueno y lo no tanto, por si estás sopesando la decisión de adquirir una franquicia o fundar un negocio independiente en su lugar.    

Y si es de tu interés, antes de abordar el tema, enumeramos los pasos de cómo adquirir una franquicia en EE.UU.  

¿Interesados en iniciar un negocio en EE.UU? Aquí una guía paso a paso.

adquirir una franquicia

¿Cómo adquirir una franquicia en Estados Unidos?

Para comprar una franquicia en EE.UU. hay una serie de preparativos y pasos que debes considerar: 

Los preparativos para comprar una franquicia en EE.UU. 

  • Investiga y compara muy bien la oferta de franquicias afines al sector o industria de tu interés.  
  • Es muy importante definir la localidad donde esperas establecerla ya que será un factor preponderante entre el éxito y el fracaso del esquema de franquicia. 
  • Debes tener claros todos los requisitos de ingreso, desde cualificación como eventual franquiciado, pasando por la cuota inicial y regalías, hasta condiciones del local e instalaciones necesarias acorde a estándares del franquiciador. 
  • Evidentemente disponer del capital necesario o tener acceso a financiación en los mejores términos.
  • Si es posible, acércate a otros franquiciados de la marca para tener referencias de primera mano. 

Comprar una franquicia no exime de tener un plan de negocios claro. Aquí te decimos qué es un plan de negocios y por qué hacerlo.

Los pasos para comprar una franquicia

  1. Ponte en contacto con la sede corporativa del franquiciador, llena su formulario de solicitud y aguarda por el ‘Discover Day’
  2. El día del descubrimiento puede ser una o varias sesiones donde darás un paseo virtual y físico por las instalaciones corporativas y algún establecimiento en marcha. Repasarán requisitos, cultura corporativa, operaciones y será prudente que lleves a tu asesor de negocios de confianza. 
  3. Revisa muy bien el FDD o (Franchise Disclosure Document) o documento de divulgación, de acuerdo con la normativa sobre franquicias de la Comisión Federal de Comercio tendrás 14 días para evaluar este documento antes que se te exija cualquier depósito o firma de contrato. ¡Busca a tu abogado! 
  4.  Revisa con tu abogado el contrato de franquicia, será el documento vinculante con el franquiciador y aclara cualquier discrepancia antes de firmar. 
  5. Prepara tus licencias para poder operar el establecimiento, dependiendo de las condiciones del contrato, podrías o no recibir apoyo del franquiciador en este punto.
  6. No te pierdas la capacitación corporativa, tú y tu equipo clave podrán recibirla en la sede del franquiciador o en el propio local donde operarás. 

Si eres foráneo y deseas establecer un negocio en EE.UU. debes estar a tono con los impuestos, conoce ¿Quiénes deben declarar impuestos en Estados Unidos?  

Ventajas y desventajas de adquirir una franquicia

Ahora podemos listar las razones para adquirir una franquicia y sus eventuales desventajas

La franquicia: un modelo de negocio probado

Es quizás la ventaja más evidente de comprar una franquicia, aunque con ello no queremos decir que tu inversión será un éxito asegurado. 

El punto es que adquirir una franquicia bien diseñada en términos corporativos, con años de experiencia y posicionamiento de marca, puede ahorrarte mucho del trabajo inicial que implica emprender un negocio propio. 

Al adquirir la franquicia tienes acceso a un cúmulo de experiencia y propiedad intelectual que ha permitido éxito en otras locaciones, accedes incluso a un plan de marketing preestablecido y un pool de proveedores que ya ofrece precios por convenio a toda la cadena de franquiciados. 

Toda esta serie de facilidades, más tu compromiso y dedicación al frente de tu establecimiento te pondrán en el camino correcto. 

Apoyo con el marketing 

Complementando el punto anterior, un franquiciador con trayectoria cuenta con sobrados recursos y estrategias para impulsar tu negocio como un equipo de marketing disponible a nivel regional y sus propias campañas en redes, canales tradicionales y sitio web. 

También es casi seguro que cuentes con información privilegiada y asesoría sobre cómo implementar tus propias campañas a nivel local. 

Y cuando adquieres una franquicia hay un activo intangible de alto valor al que también accedes y es el posicionamiento en la mente del consumidor. 

Si se trata de una franquicia conocida, desde el primer día de operaciones a tu local arribarán clientes que ya confían en la marca. 

Poder de negociación

Con el apoyo de un franquiciador no tendrás las mismas preocupaciones que los demás emprendedores.

Específicamente en cuanto a negociar precios con proveedores de insumos y equipamiento, ya que en la mayoría de los casos estos ya forman parte del respaldo de la casa matriz.

Así lo argumenta Forbes: “Como un grupo consolidado el franquiciador y su red pueden comprar grandes cantidades de equipos e insumos en nombre de sus franquiciados y negociar importantes activos a mejores precios”. 

Muchos franquiciadores ofrecen además programas de financiamiento o convenios con bancos para el acceso a ciertos rubros en términos flexibles. 

Soporte incluido 

Cuando eres emprendedor por cuenta propia, tu gran apoyo serán los asesores profesionales, ¡eso o la incertidumbre del ensayo y error! 

Pero cuando accedes a una franquicia será el personal de la casa matriz a quienes podrás acudir cuando manejes alguna situación extraordinaria. 

Finanzas, contabilidad, marketing, operaciones; pueden formar parte del soporte con que contarás a nivel central y en todas esas áreas tendrás acceso a capacitación y asesoría, ya que el interés del franquiciador es que todos los procesos se manejen de manera estándar. 

Incluso hay franquiciados que establecen lazos de confianza entre sí y como buenos socios compartirán experiencias y criterios actuando como una red de soporte adicional

Vimos un poco de lo bueno, ahora presentamos lo no tan bueno del esquema de franquicias. 

adquirir una franquicia usa

Desventajas de adquirir una franquicia

La Administración de Pequeños Negocios (SBA) resume los contras de comprar una franquicia en: altos costos de entrada, el pago de regalías y poca o nula libertad para la innovación, veamos mejor los detalles. 

Elevados costos de entrada

Recuerda que no solo estás pagando por una locación y unas instalaciones. 

Estás accediendo a un cúmulo de propiedad intelectual y activos intangibles que van desde el reconocimiento de marca, hasta el soporte en distintas áreas y ¡eso no es gratis! 

Por ello, el costo de comprar una franquicia es notablemente más alto que iniciar un emprendimiento propio en el mismo sector por cuenta propia. 

Las cuotas de la franquicia por sí sola pueden estar fuera de tu alcance, y si no lo están, debes prever que consumirá una gran parte de tu liquidez. 

Sin un financiamiento asegurado o en los mejores términos, ello puede representar riesgos y fuertes barreras de entrada. 

Ojito con las regalías

Antes de firmar un contrato analiza muy bien el esquema de regalías, ya que además de los altos costos de entrada, y tener que pagar préstamos, tu liquidez y flujo de caja mes a mes pueden verse comprometidos por altos costos de regalías que debes desembolsar por el uso de derechos de marca, nombre, soporte y el sistema de publicidad. 

Hablando de flujo de caja, conoce por qué los estados financieros son una poderosa herramienta para la toma de decisiones.

No tendrás margen para la creatividad o innovación

Esta es una desventaja evidente del sistema de franquicias

Cualquier pequeño cambio o innovación en el mercadeo, en los procesos, más aún en tus productos o servicios, debe ser consultado con el franquiciador y en la gran mayoría de los casos no serás tú quien tenga la última palabra

Son el contrato y el acuerdo de divulgación los que dirán que tanto margen de autonomía tendrás y lo que puedes y no hacer. 

Podrías caer en demandas o sanciones por el mero hecho de ofrecer un artículo, marca o servicio que no pertenezca o cuente con el aval de la cadena. 

Podrás llegar a sentir que eres un empleado o un ejecutivo del franquiciador, con la presión de cumplir con estándares y cuotas impuestas; más que ser un emprendedor y tu propio jefe. 

En resumen, si la innovación y el espíritu creativo son tu fuerte, ser franquiciado no es para ti. 

 

Pros y contras de adquirir una franquicia en Estados Unidos 

Tienes hasta aquí un abrebocas de los pro y los contra de adquirir una franquicia en los Estados Unidos o en cualquier parte del mundo, además de los pasos y preparativos necesarios. 

Verás que comprar una franquicia trae inmersas muchas de las mismas consideraciones de emprender o iniciar un negocio por cuenta propia: Pasión, compromiso, perseverancia, un plan de negocios claro, un equipo que te apoye y acceso a los capitales necesarios. 

Dicho y analizado todo lo que hemos visto hasta ahora ¿Cuál es tu decisión franquicia o emprendimiento propio? 

¿Puedes lidiar con las desventajas y sacarle el máximo partido a las ventajas? 

Ya si necesitas una mejor orientación o acompañamiento experto y personalizado en GBS Group tenemos más de 20 años apoyando al espíritu emprendedor.